Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis propias, para facilitarle la navegación, analizar estadísticas del uso de la web Obtener más información

Aceptar
Volver

Responsabilidad penal de la empresa: ¿cuál es el riesgo?

05-08-2015
Responsabilidad penal de la empresa: ¿cuál es el riesgo?
Responsabilidad penal de la empresa: ¿cuál es el riesgo? Aunque un riesgo sea pequeño, si sus consecuencias son catastróficas, seguramente nos interesará cubrirlo.
 
El ejemplo más claro son los seguros de incendio. A pesar de que estadísticamente son poco frecuentes y en muchos negocios el riesgo es realmente bajo, las consecuencias pueden ser tan graves para la continuidad del negocio que la mayoría de empresas cubren con seguros este riesgo.
 
Una imputación penal a la empresa es como un incendio. Sus consecuencias, aun no llegando a una sentencia condenatoria, pueden ser desastrosas para la reputación de la empresa, sus marcas y su equipo directivo.
 
Un Programa de Cumplimiento Corporativo (también conocido como Corporate Compliance), de acuerdo con el nuevo Código Penal que los declara como eximentes, vendría a ser algo mejor que el seguro de incendio ya que, el seguro solo resarce del daño mientras que el programa de cumplimiento, además, evita que ocurra y, si ocurre, elimina el daño (exime de responsabilidad a la empresa).

Si tenéis cualquier duda sobre los programas de Corporate Compliance, no dudéis en contactarnos

Noticias relacionadas

03-01-2017

Lo que sabe nuestro móvil. Cómo proteger nuestra privacidad

Nuestro móvil sabe más de nosotros que nosotros mismos, simplemente porque tiene más memoria y capacidad de interrelacionar datos. Almacena una cantidad enorme de información nuestra y de nuestras actividades. Es muy importante conocer cómo proteger nuestra privacidad y nuestros datos personales.

10-02-2016

Regreso al futuro (Transferencia de datos personales entre EEE y EEUU)

La transferencia internacional de datos personales entre Europa y EEUU parece que se solucionará en breve, gracias a la rápida reacción entre las autoridades europeas y norteamericanas, que han llegado a un acuerdo para sustituir al Acuerdo Safe Harbor que permitía la transferencia de datos personales a los EEUU y que había sido anulado por los Tribunales Europeos.