Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis propias, para facilitarle la navegación, analizar estadísticas del uso de la web Obtener más información

Rechazar Aceptar cookies
Volver

Responsabilidad penal de la empresa: ¿cuál es el riesgo?

05-08-2015
Responsabilidad penal de la empresa: ¿cuál es el riesgo?
Responsabilidad penal de la empresa: ¿cuál es el riesgo? Aunque un riesgo sea pequeño, si sus consecuencias son catastróficas, seguramente nos interesará cubrirlo.
 
El ejemplo más claro son los seguros de incendio. A pesar de que estadísticamente son poco frecuentes y en muchos negocios el riesgo es realmente bajo, las consecuencias pueden ser tan graves para la continuidad del negocio que la mayoría de empresas cubren con seguros este riesgo.
 
Una imputación penal a la empresa es como un incendio. Sus consecuencias, aun no llegando a una sentencia condenatoria, pueden ser desastrosas para la reputación de la empresa, sus marcas y su equipo directivo.
 
Un Programa de Cumplimiento Corporativo (también conocido como Corporate Compliance), de acuerdo con el nuevo Código Penal que los declara como eximentes, vendría a ser algo mejor que el seguro de incendio ya que, el seguro solo resarce del daño mientras que el programa de cumplimiento, además, evita que ocurra y, si ocurre, elimina el daño (exime de responsabilidad a la empresa).

Si tenéis cualquier duda sobre los programas de Corporate Compliance, no dudéis en contactarnos

Noticias relacionadas

14-01-2016

En busca del dato perdido (El Derecho al Olvido y la Protección de Datos)

El derecho a que determinados datos personales no aparezcan en los buscadores de internet, conocido como el derecho al olvido, no solo es una realidad, sino una obligación que deben aplicar todos los buscadores, independientemente de donde tengan su sede social. El 'derecho al olvido' consiste en la potestad de impedir la difusión de nuestros datos personales por internet cuando son obsoleto
09-11-2018

MEDIO AÑO DEL NUEVO REGLAMENTO DE PROTECCIÓN DE DATOS

Ha transcurrido ya medio año desde el inicio de la aplicación obligatoria del nuevo Reglamento de Protección de Datos y ya podemos extraer las primeras conclusiones. La primera es que el día 25 de mayo no era el Armagedón como muchos se creían, y otros pretendían hacer creer, y el día 26 salió el sol con normalidad.