Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso Más información Aceptar

Ley de prevención de blanqueo de capitales, LPBC

Algunos sectores de nuestro sistema económico pueden ser utilizados para blanquear capitales. Éstos pueden proceder tanto de actividades ilegales como de actividades legales pero ocultas al fisco. Para evitarlo la Ley de Prevención del Blanqueo de Capitales (LPBC) regula ciertas obligaciones, actuaciones y procedimientos que deben cumplir para impedirlo.
blanqueo de capitales

¿A quien afecta?

La LPBC ha clasificado algunas actividades (los denominados Sujetos Obligados) como susceptibles de ser utilizadas por los “blanqueadores” y les impone ciertas obligaciones.

Figuran, entre otros, el sistema financiero y sus intermediarios, las compañías de seguros y sus corredores, el sector inmobiliario, los asesores fiscales, los abogados mercantilistas, las fundaciones, determinados comercios de productos de gran valor (joyerías, anticuarios, galerías de arte, etc.).

Independientemente del sector, el nuevo Reglamento de la Ley, diferencia las obligaciones por el tamaño de las empresas. Las menores de 10 trabajadores y que facturen menos de dos millones de euros al año tienen unas obligaciones reducidas.

¿Qué obligaciones impone la ley?

La LPBC, a los sectores afectados, les impone ciertas obligaciones de prevención. Las principales son:

  • Nombrar un representante ante el SEPBLAC (Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales)
  • La identificación y conocimiento de sus clientes
  • El conocimiento de sus actividades
  • Conservar esta información
  • Recabar información sobre el origen de los pagos y operaciones
  • Comunicar al SEPBLAC cualquier actividad sospechosa
  • Formar al personal para que conozcan sus obligaciones y sepan identificar operaciones sospechosas.
  • Disponer de un Manual de Procedimientos
  • Auditar anualmente las medidas implantadas por un experto externo reconocido por el SEPBLAC, que deberá comunicar al SEPBLAC que la ha realizado.

Soy un sujeto obligado ¿qué tengo que hacer?

Lo mejor que puede hacer es solicitar consejo a un abogado especialista que, después de haber analizado su negocio, le indicará qué obligaciones tiene y cómo cumplirlas.

No hay que asustarse, la mayoría de obligaciones son puramente formales y le proporcionarán la documentación y la metodología para que pueda cumplirlas de la forma más eficiente.

Mi empresa es pequeña ¿qué obligaciones tengo?

Si su empresa tiene menos de 10 empleados y factura menos de dos millones de euros al año está igualmente obligado a cumplir la ley, pero tiene unos formalismos reducidos.

No tiene que comunicar nombramientos, realizar comunicaciones sistemáticas, pasar auditorías ni tener un plan de formación continuada para sus trabajadores. Sin embargo el representante de la empresa tiene que conocer la aplicación de la ley por lo que deberá acreditar que ha sido formado externamente.

¿Qué no se debe hacer?

En ocasiones hay profesionales y empresas que tienen la extraña teoría de que no hacer nada y no nombrar un representante ante el SEPBLAC les da una especie de anonimato legal que les salvaguarda de cumplir con sus obligaciones.

Esta idea es un error descomunal equivalente a decir que “mejor no me saco el carnet de conducir y así me puedo saltar los semáforos”.

Las obligaciones legales existen y si, por ejemplo, un investigado por la policía por blanqueo, o por hacienda por evasión fiscal, ha tenido relación con su negocio y le solicitan información, la omisión de sus obligaciones le puede salir muy cara.

UP