Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso Obtener más información Aceptar

Comercio electrónico

Aspectos legales del comercio electrónico
El comercio electrónico a través de páginas web esta regulado por la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI) y por la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

abogados comercio electrónico

Cualquier transacción implica un contrato. Cuanto mejor sea el contrato menos posibilidad de problemas tendrá en el futuro.

Es importante cumplir toda la legislación que regula la contratación a distancia y, cuando los clientes sean particulares, ser muy escrupulosos con los requisitos de la Ley de Defensa de Consumidores y Usuarios.

En Lant Abogados elaboramos las Condiciones Generales de Contratación de forma meticulosa, estudiando toda la casuística y cuidando todos los detalles, de forma que el resultado sea un contrato completo pero a la vez sencillo, garantía de que todo quede perfectamente claro y regulado.

¿A qué nos obligan?

La obligación básica es la de informar claramente al cliente, antes de que realice la compra, de todos los aspectos relativos a la misma. Lo que se pretende es que el consumidor compre conociendo todos los términos de la venta. Para ello algunas informaciones deben aparecer visibles en la página web y otras pueden constar en un contrato que tiene que ser accesible desde la web mediante un enlace ya sea a la propia web o a otra.

INFORMACIONES VISIBLES EN LA WEB ANTES DE LA COMPRA:

  • Restricciones de entrega (por ejemplo, ámbito geográfico “sólo península”)
  • Modalidades de Pago (tarjetas, PayPal, transferencia, etc.)
  • Características de los bienes y servicios
  • El precio de los servicios indicando claramente si incluyen impuestos, gastos de entrega o cualquier gasto adicional.
  • Si procede la duración y si existe duración mínima
  • Si hay limitaciones al derecho de desistimiento (son casos concretos que especifica la Ley)

Importante: El botón de pedido debe etiquetarse de forma inequívoca para que se entienda que pulsándolo se procederá al pago. La ley sugiere “Pedido con obligación de pago”.

INFORMACIÓN QUE DEBE CONSTAR EN LAS CONDICIONES DE CONTRATACIÓN:

El las condiciones de contratación, que tienen que estar accesibles, deberá constar:

  • Los trámites para realizar la compra o contratación (el detalle de los pasos a dar)
  • Las características de los bienes o servicios y los precios, incluidos impuestos y cualquier gasto de entrega o adicional. Este punto se puede redactar genéricamente y hacer referencia a la web.
  • La identidad del empresario, domicilio y una dirección de correo electrónico
  • Los procedimientos de pago, entrega y/o ejecución del servicio.
  • El plazo de entrega
  • El sistema de reclamaciones
  • El derecho al desistimiento (si existe) y todas las consecuencias y posibles costes del mismo. Recomendamos utilizar el modelo de cláusula que figura en el anexo a la Ley, que incluye un formulario (no obligatorio para el cliente) para ejercerlo.
  • Cuando no preceda el derecho de desistimiento.
  • Recordatorio de la existencia de garantía legal.
  • Cómo identificar y corregir los errores en la entrada de datos
  • Si procede:
    • Los servicios postventa
    • La duración del contrato
    • Depósitos u otras garantías
    • Mecanismos de reclamación
    • La funcionalidad e interoperatividad de los contenidos digitales

Importante:

  • Es obligatorio enviar un correo electrónico de confirmación.
  • El cliente debe aceptar, marcando una casilla de verificación por ejemplo, los términos antes de realizar el pago, ya que la carga de la prueba de que se ha informado es del empresario.
  • Estas condiciones se han de poder descargar en un pdf en cualquier momento y tienen que estar siempre disponibles.
  • La letra ha de ser legible. El tamaño mínimo es de un milímetro y medio.

Otras recomendaciones

Más allá de los requisitos legales mínimos, y en contra de lo que se suele encontrar en muchas webs, conviene que todo quede muy claro y que incluyamos todas las informaciones y condiciones que creamos necesarias. Cuanto más claro esté el contrato, menos problemas tendremos luego y, a la larga, los clientes agradecen que las empresas sean transparentes.

¿Qué no se debe hacer?

No se deben copiar y pegar las condiciones de otra web similar. Los motivos son muchos: es ilegal; no tenemos ninguna garantía de que estén bien hechas; no tienen porqué adaptarse a nuestro negocio y, por último, el contrato de venta de nuestros productos es lo suficientemente importante como para dedicarle un poco de atención.

UP